viernes, 5 de octubre de 2012

Cielo

Hay veces -pocas veces- que las nubes son manchas
En la separación inmensa del crepúsculo
Pies asesinos diluyen
Charcos de sangre
Cenicienta y reseca ya
Va la esperanza
Relatando otro crimen más grande
Otro cuchillo estremecido y roto
Para el que ya no hay tiempo ni pecado
Se adentra en la fragancia de los pétalos



martes, 13 de marzo de 2012

Cobardía

Sobre la mezquindad
Revuela una fragancia
Mas cuándo se levantaron
Las rocas para alcanzar
Un ave que pasa

lunes, 12 de diciembre de 2011

Separación-Renuncia

Empuñar de nuevo el alma
Como una infección esparce
Sus zarcillos
Llegar a ti - dónde sumas
Pétalos de una flor rábida y dulce
A tu separación - dónde acometes
La destrucción de mi pasado - dónde
Te restableces a ti misma cada
Mañana - oscilación de la penumbra
Allí
En la perseverancia de los ríos
Donde promete auroras tu garganta
Con tajo fiero -síntoma - cerceno
Mi aspiración - sus alas - y tu pecho

domingo, 25 de septiembre de 2011

Nunca se acaba

Esta es la historia de un hombre que probó a vivir sin corazón
Se percató al tercer día de que había estado respirando
Sin que víscera alguna hiciera remontar su sangre
Ni su dolor
Reconoció esta sensación ligera
Vanidad de mujer hermosa
Contumacia de asesino
Y decidió mirar al frente en los despeñaderos del tiempo
Y a la muerte encarcelada en la conciencia invisible
Ya sin barrotes - cruel - devolviendo la mirada
Los ojos la boca amada la elasticidad del cuerpo
Que formaban el tejido de esta válvula de insomnio
Los ojos - quién los recuerda - se han borrado
La boca diluida que ahora es savia
Del vacío sin venas y sin curso
Y del cuerpo la luz la luz flexible
Que acomodaba su fluencia al todo
En la consumación feliz de las caderas
Todo es renacimiento de la nada
Todo es senda perdida y sin memoria
Y el color de unos labios ahora duele
Porque es color sin labios - sin memoria
De la carne Porque es balada insomne
De una garganta pálida sobre un pecho vacío
Sobre una caja perenne de resonancia incierta
Este es
Aquí lo tenéis Miradlo
Es el hombre sin corazón Esqueleto sin memoria
Una temeridad viviente encauzada a las sombras
Con un fuego remiso serpenteando entre sus vértebras


sábado, 24 de septiembre de 2011

Montaña

La escarcha se acumula
Tras la ventana fría.
Lejos cuchillo de nieve
Para el lago maldito.